Trece años de fundada la Casa de la Décima Celestino García

Guateque, junio 2008

El sábado es un  imán que desde el Ranchón del Guamá indica el norte lírico de los poetas. Los lugareños saben, sin convocatoria, dónde es el guateque; un taller de sueños y tradiciones que  convoca: seduce.

Resulta curioso bajar una larga calle en la periferia de la ciudad de Pinar del Río y que apenas termina junto al río Guamá, nos invite a disfrutar de una canturía. Todo es tan criollo y sencillo como lo diáfano y cotidiano, sentirse pasado y presente con el Punto Cubano.

Los poetas cantan al Ranchón

Trece años de la existencia de la Casa de la Décima Celestino García, sano orgullo el jolgorio de una comunidad aventurada en levantar este parnaso donde la mayoría de los poetas, antes desconocidos, han ido dejando en la suya y posteriores generaciones el testimonio de su creatividad, amor por la estrofa mágica, enaltecimiento, vigencia y proyección.

Guateque, 2011


Este Ranchón es la gloria
del cariño reunido,
aquí el ciclón del olvido
no borrará la memoria.
Hay misterios en la historia…
¿Quién sabe si aquí algún día
se hizo alguna canturía
solo archivada por Dios
donde se escuchó la voz
de Celestino García?
                   Leandro Camargo Pérez

Disfrutar entre cuerdas de una tonada, algún pie forzado, una controversia, una declamación o el bailable al compás del son o la guajira, es viajar a los orígenes y tradiciones y motivo suficiente para el regreso.  

Guateque, 2013

Le doy gracias al camino
que hasta este lugar me trajo
y me oye cantar debajo
del Rancho de Celestino.
En cada penca adivino
el beso de una palmera
y me cuida una bandera
que vista da la impresión
que han clavado el corazón
de un patriota en la solera.
                              Juan Antonio Díaz
Guateque, julio 2019

Cada noche sabatina, con disímiles rostros y espontáneas sonrisas, recordamos con optimismo el pensamiento martiano: “La alegría es un collar de joyas, manto de rica púrpura, manojo de cascabeles. Y la tristeza: ¡pálida viuda!”

Impactos: 0

2 comentarios en “Igual que ayer, regresé a este Ranchón…”

Responder a Lorenzo Suárez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *