¡Qué noble empresa la de erigir templos y fundar almas cuando se nos convoca a transgredir la condición de seres humanos para convertirnos en  seres espirituales.

Espiritualidad, eso fue lo que advertimos en aquellos niños, jóvenes, lugareños de un pueblo que habían despertado con la esperanza de una nueva luz.

Qué ingente esfuerzo el del Frente de Afirmación Hispanista para unir desde dos latitudes tan distantes en una misma tierra, a los poetas vueltabajeros con los poetas orientales y, en ellos, todos aquellos que desde la expectación o acaso desde la virtuosa tarea de servir y amar, se convierten en testigos de un acontecimiento de esta magnitud.

Despejar las cortinas de una mañana soleada y llegar a sentir, bajo una coposa ceiba bendecida por la primavera el calor humano que solo emite la fraternidad, fue un encuentro de culturas. Así nos decía la brisa que se fue musicalizando con las sonoridades de un grupo musical típico y las décimas de Ana Herminia, un ser de 82 años vital, alegre y divino que con tanto orgullo hablaba de su proyecto: La Ceiba en flor y bajo la enorme sombra, los paisanos expectantes, artesanos, promotores culturales, los que con sensibles cuotas de humildad, colaboran con este empeño en pos del mejoramiento humano y su majestad: el arte.

Rico intercambio de versos, música y la palabra que seduce, convence y compromete cuando hay esencias de entendimiento, sonrisas de regocijo. Las interpretaciones de la soprano Lilian González en calidad guitarra en mano, los acordes de cuerdas y percusión en el acompañamiento a decimistas, a los niños poetas, a las niñas declamadoras y cantantes con diversas tonadas; tejido universal de finas hebras aderezadas de humanismo.

  Velasco, se abre la puerta
 y teje al viento su alfombra
 bajo el canto que te nombra
 un sueño que se despierta.
 Entran a tu casa abierta
 todas las voces del día.
 Velasco, la poesía
 se empina hasta el frenesí
 cuando florece de ti
 un verso de melodía. 
                                Odalys Leyva Rosabal

Cuánta emoción contenida en las palabras de Miroslava y de Marcelo, líderes de esta prometedora cruzada con DécimArte.

No sería extraño en aquel escenario campestre mencionar a Cosme Proenza, ángel del pincel holguinero, cuando se le hizo entrega de los cuadros (reproducciones) de este artista donados por el Frente de Afirmación Hispanista de manos de Odalys y de Eliezer. Y no menos extraño recordar poetas de Vueltabajo y de esa propia región oriental en la primera entrega de libros alegóricos al arte de la versificación y otros temas de interés universal.

Como bien le decía Irma, con versos de Carilda: La ceiba me dijo tú, a Ana Herminia, usted no fue quien escogió esta ceiba, fue ella quien la designó a usted como embajadora del amor, la creación y la más divina de las obras: fundir voluntades.

Sin que la mañana nos dejara de asombrar nos dimos vuelta y llegamos a la Casa de la Décima Gilberto Cruz González para su inauguración. Una mirada en busca de la luz antecedió a su descubrimiento para darnos cuenta de los retos que se anticipan. Pero sus anfitriones mostraron muchos deseos de llevarla a instantes felices de enaltecimiento, protección y divulgación del punto cubano como merece la décima en un lugar que ha sido cuna fecunda de su impronta identitaria.

Tonadas, breves diálogos poéticos, declamaciones de los niños, lecturas de los poetas velasqueños Calixto García, Rubiseida, Ana Herminia, Gilberto Fernández y el verbo fluido de la amistad en sus gestores fueron premisas del encuentro; un acto de compromiso en una comunidad que se empina desde las latitudes del alma a la conquista de espacios en otras almas con objetivos comunes.

El recinto apenas inaugurado ya sentía el flujo de los versos desde más de un centenar de libros donados por el Frente junto a la riqueza pictórica como gala de colores y luz a sus paredes.

El Portón, enorme ranchón que nos diera la bienvenida con música y emotivas palabras, sería escenario propicio para el adiós en un día feliz.

El incansable promotor cultural Joaquín Osorio fue dictando los espacios del programa enriquecido con el Grupo Típico, artífices de una afición artística tan emotiva como la agrupación musical Ocasión y su joven vocalista, oportunidad además para que propiciar el reencuentro de la orquesta de guitarras que fundara el maestro y concertista Eliecer Travieso hace más de 20 años, esta vez junto a Legna, María, Alejandro, Yuri y la atenta mirada de otra joya artística de la familia, Emanuel. Fue como volver miradas y sentimientos al buen arte y sublimes figuras como Ernesto Lecuona, de quien fueron ejecutadas a cuerdas algunos de sus temas antológicos.

Ese sol que alumbrara el día 14 de abril el cielo de Velasco estuvo circundado por otros soles de una latitud hispanoamericana: El Frente de Afirmación Hispanista, Décima al Filo de Guáimaro, Casa Amistad de Holguín, Escribanía Dollz de Sancti Espíritus, Al Sur de mi Garganta en Matanzas bajo el prisma mágico de Carilda Oliver Labra, la Casa Amauta y la Casa de la Décima Celestino García, en Pinar del Río…

Y, cuando meditamos ante estos breves renglones de amor y fraternidad, no dejamos de sobrecogernos sentimentalmente al rememorar, allí en su amada mansión, los rostros de Raíza y Eliezer ante las persistentes llamadas a Velasco para que todo fuera un éxito: orientando, convenciendo, pautas de compromiso y deber; las atentas miradas de la pequeña Amelia sumándose  a la plena realización y la inquietud creativa y práctica de Emanuel que se mantuvo todo este tiempo con el dinamismo de su juventud y lo portentoso de su talento.

¡Qué modelo de anfitriones! Podemos expresar.

¡Qué estampa luminosa de promotores culturales! Se puede afirmar.

¡Qué ángeles tutelares para el arte y la fraternidad… y qué super abuela en Juanita, que con sus más de 80 años no deja de ser el duende protector.

 
 Velasco sabe a gloria
 en voz del punto cubano
 con proyecto tan humano
 digno de amor y memoria.
 Un poblado de notoria 
 creación donde fulgura
 el verso cuando inaugura
 un proyecto tan hermoso
 donde se yergue un coloso
 templo para la cultura.
                                      Lorenzo Suárez Crespo
   

VER MÁS: vídeo resumen

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *